Restauración del hábitat del pinzón azul

Una de las principales amenazas del pinzón azul de Gran Canaria es la reducción y fragmentación de su hábitat, el pinar canario. Por ello, desde el comienzo del proyecto LIFE+Pinzón uno de los principales objetivos ha sido la plantación de pinos canarios para unir el pinar de Inagua con el de la Cumbre y aumentar el hábitat hacia los pinares del norte (crear corredores ecológicos).

Durante el periodo After-LIFE se continúa trabajando en la restauración del hábitat mediante el mantenimiento de lo plantado durante los 4 años del LIFE y la repoblación de nuevas zonas en la Cumbre. Estos trabajos de repoblación y riego son realizados por 4 trabajadores de campo.

Presentación en el Colegio María Auxiliadora Telde

El jueves 28 de enero de 2021 se realizó la primera acción divulgativa en periodo After-LIFE en un centro educativo.

Dos técnicos del Servicio de Medioambiente del Cabildo de Gran Canaria realizaron una presentación a los alumnos de 6º de primaria del Colegio María Auxiliadora de Telde. La temática se centró en los ecosistemas y el medioambiente (materia curricular del curso) y se puso como caso práctico de trabajos de conservación y gestión forestal realizados con el proyecto LIFE+Pinzón en el pinar canario como hábitat prioritario y con el pinzón azul de Gran Canaria como especie endémica en peligro de extinción.

Agradecemos al centro la buena acogida que nos dieron y a los alumnos el interés mostrado.

Alumnos del Colegio María Auxiliadora Telde atendiendo a la presentación.

Riegos y repoblaciones

Uno de los objetivos del proyecto LIFE+Pinzón era crear corredores ecológicos para conectar las masas de pino canario con el fin de facilitar el desplazamiento de los pinzones azules. Para ello se plantaron más de 60.000 pinos canarios y escobones.

Desde el comienzo del periodo After-LIFE, se ha ejecutado el mantenimiento de las repoblaciones que se realizaron en el entorno de la Cumbre central de Gran Canaria, mediante labores de repaso de alcorques (pocetas) y riego.

Tras las primeras lluvias se ha comenzado con la plantación de nuevas zonas de repoblación (zonas quemadas cerca del Mirador de La Degollada de la Paloma), así como la reposición de plantas muertas en áreas plantadas previamente (entorno del Roque Nublo y risco Chirimique).

Para llevar a cabo estas labores se cuenta con cuatro trabajadores de campo.

Cierre del Proyecto Life+Pinzón y comienzo del periodo After-Life+Pinzón

El proyecto LIFE+Pinzón finalizó sus actividades el 15 de Febrero de 2020, según estaba previsto en la propuesta aprobada por la Unión Europea. Después de un proceso de redacción de informes y preparación de documentación justificativa de los trabajos realizados desde el comienzo del proyecto LIFE en 2015, en Junio de 2020 se presentó la documentación pertinente a la Unión Europea. Finalmente, en Agosto de 2020, el Beneficiario coordinador del proyecto, TRAGSA, recibe notificación de la Unión Europea confirmando que es correcta la justificación tanto técnica como financiera y administrativa y que procedería a realizar el pago del 30% de la subvención que faltaba por transferir. De este modo se cierra el proyecto LIFE+Pinzón. Como documento de difusión de los resultados obtenidos con el proyecto se generó el Informe Layman disponible en español y en inglés en versión digital y en documento impreso en la primera planta del Edificio Insular I del Cabildo de Gran Canaria.

layman-esp
layman-eng

Una vez finalizado el proyecto LIFE+Pinzón, existe el compromiso con la Unión Europea de realizar el mantenimiento de diversos trabajos que se llevaron a cabo con subvención del Programa LIFE, se trata del periodo AFTER-LIFE+PINZÓN. Este periodo tiene una duración de 5 años (finalizará el 15 de Febrero de 2025) y está financiado completamente por el Cabildo de Gran Canaria, organismo promotor del proyecto LIFE+Pinzón.

Al final del proyecto  LIFE+Pinzón se redactó el Plan AFTER-LIFE de conservación donde se indican los trabajos que se realizarán para la conservación del Pinzón azul de Gran Canaria a lo largo del periodo AFTER-LIFE.

Durante 2020 se están llevando a cabo los trabajos previstos en el mencionado Plan en relación con el seguimiento poblacional del pinzón azul de Gran Canaria, el mantenimiento de las repoblaciones realizadas durante el proyecto, la plantación de nuevas superficies adecuadas para ampliar el hábitat del pinzón azul de Gran Canaria y la actualización de la página web.

Acto de Agradecimiento a propietarios particulares en Tejeda proyecto LIFE+Pinzón

El viernes 14 de febrero de 2020 el proyecto LIFE+Pinzón celebró en el Salón Rojo del Ayuntamiento de Tejeda un Acto de Agradecimiento a los propietarios particulares que autorizaron al proyecto y a sus socios a plantar pinos y escobones en sus propiedades. El objetivo de estas plantaciones es unir los pinares de Inagua con la Cumbre y la Cumbre con Cruz de Tejeda y con Los Marteles mediante corredores ecológicos o “pasillos de pinos” para reducir la fragmentación del hábitat del pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla polatzeki) y favorecer su conservación.

El proyecto LIFE+Pinzón es un proyecto financiado en un 60% por la Unión Europea y que han desarrollado conjuntamente, desde el 16 de septiembre de 2015 hasta el 15 de febrero de 2020, la Consejería de Medioambiente y Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, la Viceconsejería del Gobierno de Canarias y la empresa pública Tragsa.

El pinzón azul es un fringílido endémico de Gran Canaria que se encuentra en peligro de extinción. La unión de los pinares a través de los corredores ecológicos aumenta el área de su hábitat y permite que se desplace de un pinar a otro con la protección que le aporta la cubierta vegetal, así como el incremento de alimento que ello conlleva. Con este objetivo, el proyecto LIFE+Pinzón ha repoblado unas 210 hectáreas.

Más de 89 ha de esta superficie repoblada son de propiedad privada. Para obtener las autorizaciones de plantación de pinos y escobones, durante los dos primeros años de proyecto hubo que hacer un esfuerzo importante para contactar con los propietarios de estas superficies y solicitar su autorización. El trabajo no fue fácil, muchos de los propietarios que constaban en el catastro habían cambiado o fallecido. Hubo que hacer una labor inicial casi de investigación hablando con los habitantes de Tejeda para obtener la información. Finalmente se logró contactar con los propietarios de 34 parcelas, de los cuales propietarios de 16 parcelas autorizaron la plantación de los terrenos en el marco del proyecto LIFE+Pinzón sin recibir retribución económica alguna.

El proyecto LIFE+Pinzón consideró importante dar el valor que merecen las autorizaciones concedidas por los propietarios mediante la celebración de este acto que acabó siendo entrañable y emotivo. A los propietarios se les hizo entrega de unos diplomas y una ilustración del pinzón azul en su hábitat, imagen que ilustra la función que está teniendo su colaboración para la conservación de este endemismo de Gran Canaria.

El proyecto LIFE+Pinzón también agradece al Ayuntamiento de Tejeda por facilitar el desarrollo del acto en sus instalaciones y la presencia de sus representantes.