Censo poblacional anual del pinzón azul de Gran Canaria

Entre mayo y junio se realiza el censo poblacional del pinzón azul de Gran Canaria en los pinares de Inagua y de La Cumbre, para poder tener una estimación del número de individuos existentes en 2021.

La metodología empleada en este censo consiste en recorrer una red fija de transectos (recorridos) establecidos en ambos pinares, los cuales se repiten en tres ocasiones. Mientras se recorren, se anotan los individuos escuchados o vistos a ambos lados del camino, a más y a menos de 25 m de distancia desde el camino recorrido.

Con los datos obtenidos, se realizan análisis estadísticos teniendo en cuenta tanto la superficie muestreada, como la superficie de pinar existente, obteniendo finalmente una estimación (dato aproximado) del número de individuos existentes en los pinares, así como la tendencia poblacional de la especie. Además, se obtiene información complementaria de la biología y ecología de la especie, y de sus principales problemas de conservación.

Como se informó en la noticia anterior, estos trabajos de seguimiento poblacional los desarrolla SEO/BirdLife, contratada por GESPLAN, empresa pública encargada de ejecutar el programa After_Life del proyecto LIFE+Pinzón, de cuya ejecución es responsable el Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria.

Comienzo del Seguimiento poblacional de pinzón azul en Gran Canaria

La época de cría del pinzón azul de Gran Canaria abarca aproximadamente desde abril a agosto, por ello, el pasado mes de abril hemos comenzado con los trabajos de seguimiento poblacional de la especie en los pinares de Inagua y de la Cumbre, con el seguimiento de nidos en la Cumbre y el avistamiento de individuos en Inagua y La Cumbre.

Estos trabajos de seguimiento poblacional los desarrolla SEO/BirdLife, contratada por GESPLAN, empresa pública encargada de ejecutar el programa After-Life del proyecto LIFE+Pinzón, de cuya ejecución es responsable el Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria. 

Restauración del hábitat del pinzón azul

Una de las principales amenazas del pinzón azul de Gran Canaria es la reducción y fragmentación de su hábitat, el pinar canario. Por ello, desde el comienzo del proyecto LIFE+Pinzón uno de los principales objetivos ha sido la plantación de pinos canarios para unir el pinar de Inagua con el de la Cumbre y aumentar el hábitat hacia los pinares del norte (crear corredores ecológicos).

Durante el periodo After-LIFE se continúa trabajando en la restauración del hábitat mediante el mantenimiento de lo plantado durante los 4 años del LIFE y la repoblación de nuevas zonas en la Cumbre. Estos trabajos de repoblación y riego son realizados por 4 trabajadores de campo.

Presentación en el Colegio María Auxiliadora Telde

El jueves 28 de enero de 2021 se realizó la primera acción divulgativa en periodo After-LIFE en un centro educativo.

Dos técnicos del Servicio de Medioambiente del Cabildo de Gran Canaria realizaron una presentación a los alumnos de 6º de primaria del Colegio María Auxiliadora de Telde. La temática se centró en los ecosistemas y el medioambiente (materia curricular del curso) y se puso como caso práctico de trabajos de conservación y gestión forestal realizados con el proyecto LIFE+Pinzón en el pinar canario como hábitat prioritario y con el pinzón azul de Gran Canaria como especie endémica en peligro de extinción.

Agradecemos al centro la buena acogida que nos dieron y a los alumnos el interés mostrado.

Alumnos del Colegio María Auxiliadora Telde atendiendo a la presentación.

Riegos y repoblaciones

Uno de los objetivos del proyecto LIFE+Pinzón era crear corredores ecológicos para conectar las masas de pino canario con el fin de facilitar el desplazamiento de los pinzones azules. Para ello se plantaron más de 60.000 pinos canarios y escobones.

Desde el comienzo del periodo After-LIFE, se ha ejecutado el mantenimiento de las repoblaciones que se realizaron en el entorno de la Cumbre central de Gran Canaria, mediante labores de repaso de alcorques (pocetas) y riego.

Tras las primeras lluvias se ha comenzado con la plantación de nuevas zonas de repoblación (zonas quemadas cerca del Mirador de La Degollada de la Paloma), así como la reposición de plantas muertas en áreas plantadas previamente (entorno del Roque Nublo y risco Chirimique).

Para llevar a cabo estas labores se cuenta con cuatro trabajadores de campo.